Aunque no en todas las casas se pone el árbol de Navidad…

Si preguntáis a vuestros abuelos cómo decoraban ellos sus casas en Navidad, posiblemente os encontréis con una respuesta: «Nosotros poníamos el Belén (o el Misterio, el Nacimiento, el Portal…) y gracias; que esto del árbol es muy moderno y de los extranjeros». Y es verdad verdadera: antes el árbol no formaba parte de nuestra tradición.

Ahora, en cambio, paseamos por la ciudad o visitamos las casas de nuestros amigos o familiares y en algún rincón, seguro, que encontramos un árbol, con sus guirnaldas y espumillones, sus bolas y su estrella.

Posiblemente, uno de los más conocidos sea este que os contamos hoy y que tiene una historia muy peculiar. Pasen y lean…sobre el árbol de Rockefeller Center.

Enlace a la noticia original en El Periódico